lunes, 4 de mayo de 2015

El Aniversario: Se Cumplen 40 Años De La Tragedia En Montjuïc

 

En vísperas de celebrarse otro Grand Prix de España en el Circuit de Catalunya de Montmeló, viajamos en el tiempo para recordar otro evento de la Fórmula 1 sucedido en la Ciudad Condal hace exactamente 40 años: la tragedia de Montjuïc acaecida un 27 de abril de 1975 y que es hasta hoy, el peor accidente de carreras en España.

El Grand Prix de España de Fórmula 1 se remonta a 1951 con el famoso circuito de Pedralbes, para los siguientes dos años estuvo programado pero no se corrió por falta de fondos, hubo carrera en 1954 pero desgraciadamente el trágico accidente de Le Mans impulso la prohibición de varias carreras incluyendo la de España, eso más la falta de interés y fondos hicieron que la carrera no tuviera lugar hasta 1967, cuando se volvío a correr en un circuito del norte de Madrid llamado Jarama repitiendo en 1968, ese mismo año se acordó que el Grand Prix de España se correría un año en el apretado, lento y truculento Jarama y al año siguiente en el bellisimo, rápido, y ancho Montjuïc, que debuto en 1969, y se corrió en los años 1971, 1973 y 1975.

Montjuïc un histórico barrio de la Ciudad Condal, es dominado por su homónima montaña de 173 metros, la cual era parte de aquel trazado callejero muy similar al trazado de Monaco solo que mucho más ancho y rápido, que abarcaba las calles del barrio de Montjuïc protegidas por fuertes guardarraíles. El circuito solía contar con dos zonas, una rápida y peligrosa que contrastaba con otra muy lenta y técnica, además los desniveles de la pista más la panorámica citadina le daban un toque especial convirtiéndola en una pista exigente y sin comparación alguna en aquel entonces, inclusive hoy en día es inevitable sentir nostalgia al ver las películas que se hicieron de las carreras celebradas, un escenario mágico, la ciudad de fondo con todo y catedral, y preciosos atardeceres.

Las carreras previas se celebraron sin sobresalto alguno, hasta que llegó la fatídica edición de 1975, la cual se vio marcaba por la polémica desde el principio del fin de semana, un factor clave era el asunto de los guardarraíles mal puestos, los cuales no estuvieron listos para los entrenamientos libres del viernes, eso molesto muchisimo a los pilotos de aquel entonces, negandose a participar algunos de ellos en la primera sesión. Algunos de estos pilotos eran parte de la asociación de pilotos quienes pasearon por el circuito percatándose que algunos guardarraíles estaban mal fijados, otros sueltos ni siquiera con tornillos y remaches para asegurarlos, eso motivo que un grupo de mecánicos se apresurara a componer el desastre, se logro arreglar un poco la cosa, pero no fue suficiente para algunos pilotos y equipos que se negaron a participar, entre ellos el campeón reinante Emerson Fittipaldi.

A pesar de las amenazas, Fittipaldi se negó a participar debido a las fallas en la seguridad de la pista, para el, este circuito no cumplía con las especificaciones de la FIA, empezando por los guardarraíles mal colocados, al final tuvo que acceder saliendo a pista pero no hizo siquiera un tiempo competitivo, y cuando fue el día de la carrera no lucio el mono de competencia, en contraste Niki Lauda y Clay Regazzoni consiguieron un doblete en la calificación, que indiciaba que todo lo tendrían fácil.

El día de la carrera comenzaron desde el inicio los accidentes, los bólidos arrancaron y Brambilla intentó rebasar a Andretti pero no pudo y terminó pegándole al estadounidense, este a su vez golpeó a Lauda y este finalmente alcanzó a Regazzoni retirándose todos de la carrera la cual siguió hasta el golpe final, los desechos fueron retirados y se continuo compitiendo, a continuación aparece en escena Rolf Stommelen quién escaló posiciones y consiguió liderear la carrera a bordo de Hill-Ford por primera vez en su carrera como piloto de F1, pero sucedió lo inevitable al llegar a la vuelta 26, cuando con el acelerador a fondo en la recta principal, previo a tomar un suave viraje a la izquierda, el alemán contenía a un rival cuando el alerón trasero se desprendió a toda velocidad volando por la pista y dejando a Stommelen sin control de su monoplaza, el cual despego y volcó fuera de la pista atravesando las vallas de seguridad, en un momento en que periodistas, espectadores y fotógrafos se apostaban sobre los guardarraíles, una cámara captó cuando se dio el fallo pero no el accidente en sí.

El coche destrozado estaba revuelto con los restos de la malla retorcida, pero lo peor fue que en el camino paso llevándose a varias personas, muchas tiradas malheridas, cuatro personas: un bombero, dos comisarios, y un periodista con el rostro desfigurado murieron al instante, mientras que la otra lo haría en el hospital, el piloto Stommelen malherido con algunas costillas, el brazo y la pierna rotos se retuerce de dolor pero consigue sobrevivir, mientras tanto el caos impera en el lugar del siniestro, y a la vez algunos comisarios se empeñan por quitar los escombros para que la carrera continué por cuatro vueltas más, hasta que se decidió por terminarla otorgándole la mitad de los puntos a quienes llegaran a la meta, Jochen Mass consigue su única victoria con un McLaren-Ford superando a Ickx y Reuteman, y como dato destacable, Lella Lombardi a bordo del March-Ford gana medio punto siendo estos los primeros conseguidos por una mujer en la Fórmula 1.
 
El accidente deja maltrecho el bellisimo trazado callejero de Montjuïc, entregando la carrera a Jarama para los próximos seis años, hasta que fue substituida por Jerez, a la larga una serie de hechos en cadena hicieron que pasara lo que paso, el dolor y la polémica pudieron más y terminaron por enterrar un trazado que hoy en día es tan solo un pintoresco barrio de Barcelona, pasarían 14 años más para que Catalunya volvía acoger otra carrera en un nuevo circuito el cual prevalece hasta nuestros días.