miércoles, 30 de abril de 2014

El Aniversario: Hace 20 Años Finalizaba Abrutptamente El Sueño De Ratzenberger


Todo sucedió tan rápido, en un abrir y cerrar de ojos la Fórmula 1 ya no sería la misma, aunque lo peor estaba por venir a la vuelta de la esquina. Fue un 30 abril como hoy pero de hace 20 años, la Fórmula 1 comenzaba a experimentar lo que fue su momento más terrible en toda su historia. 

Aquel fin de semana maldito comenzó con el aparatoso accidente de un novato Barrichello, por aquel entonces protegido de Ayrton Senna, su Jordan que iba a 225 km/h golpeó los pianos y se elevo por los aires para quedarse empotrado con las vallas de seguridad despedazandose por completo y atrapando al piloto brasileño inconsciente, la rápida acción de los paramedicos guiados por el Dr. Sid Watkins fue determinante para que Barrichello fuera rescatado y al final únicamente sufriera de una fractura de cuello y una muñeca rota.

Unas 24 horas después, el también novel Ratzenberger no correría con la misma suerte, ya en la etapa de calificación, el austriaco no quería quedarse a la deriva, hacía poco que había logrado ganarse una butaca en el recién llegado equipo británico Simtek, si aquel hermoso bólido color purpura que tenía el patrocinio de la MTV era hermoso, lo recuerdo perfectamente por el gran logo de la otrora legendaria cadena de videos musicales, y pues como era un adicto al canal, el equipo se convirtió en uno de mis preferidos. Precisamente a ese equipo debutante llegó Ratzenberger quien con el dinero ganado en las carreras donde había participado anteriormente, logro pagar hasta 5 carreras, aunque obviamente si lograba impresionar, y de seguro así hubiera sido, el cuate se hubiera quedado hasta final de temporada.

Debuto en el Gran Premio de Brasil, pero lamentablemente no logro clasificarse para la carrera, para el Gran Premio del Pacifico, había logrado terminar en 11avo. un gran logro tomando en cuenta que su coequipero David Brabham se había retirado. Para la 3era. carrera en San Marino, Ratzenberger queria mejorar, por lo que apresuró la marcha en su Simtek y al llegar al punto de la vuelta Villenueve terminó perdiendo el control del monoplaza despistándose para luego estrellarse contra los muros. Para cuando su Simtek había terminado de destruirse, se pudo observar a un inerte Ratzenberger con la cabeza caida por un lado de la cabina, el problema al parecer se dio en la nariz del monoplaza gracias a una falla en el alerón delantero.

Tan aparatoso fue el accidente, que logro captar la atención de todo el mundo, aún se recuerda la reacción de Senna al ver lo sucedido, sin saber que 24 horas después le llegaría su turno. Obviamente el piloto novel de Simtek no se comparaba en nada al monstruo que era Senna, campeón en tres ocasiones, 41 carreras ganadas, el doble de poles, no digamos vueltas rápidas en comparación con las tres carreras en su haber de Ratzenberger, de las cuales únicamente había terminado una y la otra ni siquiera llegó a concretarse, no digamos las comparaciones entre ambos funerales.

Quizás el mayor homenaje que pudo haber recibido el austriaco, vino ironicamente de Senna, se dice que al día siguiente de remover los despojos de su Williams, fue encontada una bandera austriaca que el brasileño al parecer pensaba mostrar en honor de Roland a manera de tributo por el hombre que le había hecho seriamente considerar su propia inmortalidad.

A la larga su mayor legado fue la animar a reformar y mejorar la seguridad en la Fórmula 1 la mañana de la carrera, en donde Senna había sido nombrado el presidente junto a Gerhard Berger y Michael Schumacher, no en vano quedo el sacrificio de ambos, ya que desde entonces no se ha vuelto a suceder fatalidad alguno en cuanto a los pilotos, aunque lamentablemente el daño ya estaba hecho, Imola siempre estará asociada a Ratzenberger como a Senna debido a la proximidad de sus muertes y de los logros tan dispares entre ambos, y quizás por eso se le tenga tanto cariño a Ratzenberger, si bien no desmerezco los logros de Senna, hay que recordar que su carrera contó con el apoyo financiero de su familia, mientras que la de Ronald contó con poca ayuda financiera, apoyado por su trabajó.

Al final quedan los momentos de hasta donde pudo haber llegado el austriaco de no haber sido por el accidente, el risueño y cae bien Ratzenberger fue homenajeado por Johnny Herbert, luego su coequipero David Brabham junto a Simtek corrieron con la leyenda "For Roland" en su caja de aire por el resto de la temporada, mientras que Eddie Irvine tomó su asiento en la Toyota Ratzenberger que el había manejado, hasta hoy todavía tiene escrito el nombre en la puerta, luego de haber quedado 2do. en la 24 horas de Le Mans.