miércoles, 18 de marzo de 2015

La Noticia: Van der Garde Pone Fin A Su Disputa Con Sauber


El piloto holandés, Giedo Van der Garde, alcanzó un acuerdo con su ex-escudería Sauber finalizando la amarga disputa que se ceñía sobre ambas partes, al final Van der Garde admitió que su carrera como piloto de la fórmula 1 probablemente haya terminado.

Hace unos quince días, Van der Garde llevó a las cortes suizas y australianas la demanda contra Sauber donde acusaba al equipo de no comunicarle el rompimiento de su contrato, por lo tanto todavía era piloto de la escudería por lo que demandaba correr en Australia, la corte suprema de Victoria favorecio al holandés y por un momento dejó paralizado a Sauber, al final los pilotos actuales pudieron correr el domingo, y unos días después, Van der Garde parece haber alcanzado un acuerdo con la escudería el pasado miércoles.

El anuncio fue confirmado a través de su página en facebook, en donde aclaraba que su contrato había finalizado con mutuo acuerdo, al final dijo sentirse bien que las cosas hayan alcanzado satisface ambas partes, además de sentirse en todo su derecho de haber demandado a la escudería, como un piloto apasionado se siente triste, ya que trabajo fuerte para convertirse en un piloto exitoso de la Fórmula 1, al final espera poder tener una última oportunidad de demostrar su capacidad.

Ha sido un caso bastante bizarro y sin sentido, además que vino a golpear a una maltrecha fórmula 1 que comenzaba sin suficientes equipos ni monoplazas por primera vez desde los 60's, Van der Garde exclamó que no tiene la libertad de explicar los detalles al respecto, pero que el mismo busco un acuerdo para que este lío no se ramificara, eso sí dejó claro en un mensaje a Monisha Kalterborn que le había apuñalado en la espalda no dejándolo correr y fastidiando todos sus derechos legales, yo hubiera podido persistir, pero la directora del equipo dejo claro que no daría marcha atrás y que no trabajaría conmigo, lo cual se volvió doloroso en el paddock de Melbourne. 

Además me hubiera cargado al equipo, ya que hubieran detenido los monoplazas arruinando las carreras de dos jóvenes pilotos como Ericsson y Nasr, e incluso hubieran arrestado a los directores, y no era lo que yo quería en realidad. El holandés ahora pone su vista en el World Endurance Championship y las 24 horas de Le Mans.